gracias por visitar

fecha

viernes, 22 de enero de 2010

14 cosas que haría si algún día me convierto en un Señor del Mal.


46. Si un consejero me dijese "Mi Señor, él es solo un hombre. ¿Qué puede hacer un solo hombre?", le contestaré "Esto" y mataré al consejero.

47. Si me entero que un joven inexperto ha iniciado una misión para destruirme, le mataré mientras es un joven inexperto en lugar de esperar a que madure.

48. Trataré a cualquier bestia que controle con magia o tecnología con respeto y amabilidad. De esa manera si el control es roto alguna vez, no venga inmediatamente a vengarse de mí.

49. Si me entero de la locación del único artefacto que puede destruirme, no enviaré a mis tropas a que se apoderen de este. En lugar de eso las enviaré a apropiarse de cualquier otra cosa y discretamente pondré un anuncio de Se Busca en el diario local.

50. Mis computadoras principales tendrán su propio sistema operativo que será totalmente incompatible con cualquier otro en existencia, especialmente de las portátiles IBM y Macintosh.

51. Si uno de los guardias de mi calabozo empieza a expresar preocupación acerca de las condiciones de la celda de la bella princesa, lo transferiré inmediatamente a un cargo menos orientado al público.

52. Contrataré un equipo de arquitectos y topógrafos certificados para que examine mi castillo y me informen de los pasajes secretos y túneles abandonados de los que no tenga conocimiento.

53. Si la bella princesa que capture me dice "¡Nunca me casaré contigo! ¡¿Me oyes?! ¡NUNCA!", yo diré "Bueno, ni hablar" y la mataré.

54. No haré un trato con un ser demoníaco para luego intentar engañarlo solo por llevar la contraria.

55. Los mutantes deformes y los sicópatas extraños tendrán su lugar en mis Legiones del Terror. Sin embargo, antes de enviarlos en importantes misiones secretas que requieran tacto y sutileza, veré si hay alguien más, igual de calificado, pero que atraiga menos la atención.

56. Mis Legiones del Terror serán entrenadas en puntería básica. Cualquiera que no aprenda a pegarle a un blanco del tamaño de un hombre a 10 metros, será usado como blanco de prácticas.

57. Antes de emplear cualquier artefacto o pieza de maquinaria capturada, leeré cuidadosamente el manual del usuario.

58. Si escapar se vuelve necesario, nunca me detendré para posar dramáticamente y decir una frase.

59. Nunca construiré una computadora más inteligente que yo.

60. A mi consejero de cinco años de edad se le pedirá que descifre cualquier código que yo esté pensando en usar. Si lo hace en menos de 30 segundos, no será usado. Nota: Esto también se aplica a contraseñas.

2 comentarios:

John Doe dijo...

Buenas razones, pero yo mantendría escondida una de las maquinas del tiempo, por si la cagara alguna vez

sofia loves diego dijo...

jajaja
buene idea, pero tendría que estar muy bien escondida para que los buenos no la descubran y la utilicen en mi contra
XD

por cierto, que curioso que hayas escogido el nombre que en eeuu ponen los forenses a las víctimas o cadáveres de masculinos de nombre desconocido

:)

(si el desconocido es una mujer se le llama jane doe)