gracias por visitar

fecha

viernes, 9 de octubre de 2009

“Había una vez, un carpintero feliz.”

Un día, el carpintero estaba cortando una rama de un árbol para madera debajo de un río y su hacha se le cayó al río. El infeliz carpintero le ruega a Dios, Dios se le aparece y le pregunta "Porque estas llorando?" El carpintero le responde que su hacha se le ha caído al río.
Dios se mete al río y le saca una hacha de oro, le pregunta: "¿Es esta tu hacha?".
El noble carpintero responde, "No."
Dios se mete de nuevo al río y saca una hacha de plata.
- Y ésta, ¿es tuya?
De nuevo vuelve a decir el carpintero, "No, esa no es."
Dios vuelve al río y saca una hacha de madera, y pregunta
- ¿Es esta tu hacha?
El carpintero contento le responde "Si".
Dios estaba tan contento con la sinceridad del carpintero que le dejo todas las tres hachas y mando al carpintero a su casa.
Un día en el campo paseaban el carpintero y su esposa, su esposa tropezó y cayó al río.
El infeliz carpintero le ruega a Dios y Dios se le aparece y le pregunta:
- ¿Porque estás llorando?
El carpintero le responde que su esposa se ha caído al rio...
Dios se mete al río y le saca a Jennifer López y pregunta:
- ¿es esta tu esposa?
- Sí, Sí - contesta el carpintero.
Dios se enfurece. "Eres un mentiroso!!! un rufián!!!"
El carpintero contesta:
- "Oh, Dios perdóname. Ha sido un malentendido. Pues si digo que 'no' es Jennifer López, después tu me sacarías a Sofía Vergara. Después, si digo que 'no' es ella, por último sacarías a mi esposa y diría que "si" es ella, y entonces tu me dejarías con las tres. Dios, yo soy un humilde carpintero y no podría mantenerlas a las tres, solo por eso dije si la primera vez..."


Moraleja: "Los hombres sólo mienten por causas honorables y con buenas intenciones".